was successfully added to your cart.
All Posts By

algarina

Noticia Prueba Cuidemos Nuestro Mar

By | Blog

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute irure dolor in reprehenderit in voluptate velit esse cillum dolore eu fugiat nulla pariatur. Excepteur sint occaecat cupidatat non proident, sunt in culpa qui officia deserunt mollit anim id est laborum.

Algas en Chile, más que un superalimento

By | Alimentos

Ricas en propiedades y con un sinfín de beneficios, de a poco las algas se han ido tomando diferentes áreas del mercado chileno.

A lo largo de los más de 6.000 kilómetros de costa que posee Chile, es posible encontrar diversos tipos y variedades de algas, las que son utilizadas comúnmente como un complemento a preparaciones culinarias tradicionales, o como un alimento en sí mismo. La popularidad de las algas en el área gastronómica y nutricional se debe a sus sabores únicos y diferentes, junto con sus altos niveles de hierro, calcio, yodo, potasio, además de vitaminas A, B y C, lo que las ha llevado a ser consideradas un superalimento.

Durante años Chile ha sido un importante exportador de algas pardas a países de Asia y Europa, algas como el huiro negrohuiro palo y sargazo, lo que ha llevado a un crecimiento considerable de su explotación, y de a poco la extracción de algas se ha vuelto una actividad más lucrativa que la misma pesca.

Pero este nuevo interés por las algas va más allá de su alto aporte nutricional, tanto en Chile como en los países adonde se exportan estos productos, diversas áreas han sabido aprovechar las características únicas de estas plantas marinas. En cosmética, se pueden encontrar cremas, shampoo, tintes y maquillajes a base de alga; esto debido a sus propiedades hidratantes, antioxidantes y regeneradoras, ayudando a la limpieza de la piel y eliminación de toxinas.

Otros de los usos de estas plantas son en el ámbito agropecuario y farmacológico, en el primer caso se utilizan como abono debido a que mejoran las características nutritivas del suelo, estimulando el crecimiento vegetal e impidiendo el crecimiento de malas hierbas. En farmacología se puede ver un uso de algas tanto en la medicina occidental como en la homeopatía, esto debido a su poder gelificante, antioxidante, antitumoral, y propiedades emolientes, laxantes y expectorantes.

Un uso que se ha venido estudiando por los últimos años en Chile, es su potencial uso como recurso energético. Un equipo de académicos de la Universidad Católica de Chile, junto con expertos en mecánica automotriz de DUOC UC e investigadores de la Universidad de Colorado, han logrado crear biodiesel a partir de microalgas. Esto se logra a través de un proceso en el cual se cultivan las microalgas en fotobiorreactores, hasta el punto de obtener biomasa y aceite.

Se ha demostrado que el uso de este combustible disminuye en un 80% la emisión de gases en vehículos como buses de Transantiago y camiones de gran tamaño, lo que podría llevar a una considerable disminución de polución dentro de la ciudad de Santiago. A pesar de sus ventajas, la producción de este biodiesel se ha visto limitada debido a la imposibilidad de producirlo a gran escala y a bajo costo.

En Chile también hemos podido ver como diversos empresarios han decidido tomar al alga más popular de Chile, el cochayuyo, e innovar con ésta, como la exquisita mermelada preparada por los Algueros de Navidad, una localidad en la Sexta Región y el novedoso uso que le ha dado Sisa, quienes han creado prendas de vestir manufacturadas completamente con esta alga; un uso que hace años atrás jamás se hubiese pensado.

 

Fuente: https://www.thisischile.cl/algas-en-chile-mas-que-un-superalimento/

Beneficios del alga Cochayuyo: un superalimento marino

By | Alimentos

Cada vez son más conocidos los beneficios de las algas a la hora de una alimentación sana y  equilibrada, así que hoy te presento esta alga de simpático nombre que sin duda te sorprenderá por más de un motivo.

¿Qué es el Cochayuyo?

El Cochayuyo (Durvillaea antárctica), recibe su nombre de un vocablo quechua que significa “hierba del mar”, nombre muy acertado ya que esta alga llega a alcanzar los 15m de largo. Su aspecto difiere del resto de las otras algas, pues el cochayuyo para asegurarse la supervivencia se adhiere a las rocas de los acantilados de aguas frías y de fuerte oleaje (es originaria de Chile y Perú, donde el alga cochayuyo ha formado parte de su alimentación desde tiempos inmemoriales) y ha desarrollado cavidades de aire internas que le permiten mantenerse a flote y captar los rayos de sol que le son necesarios para su crecimiento.

De ahí que su consistencia sea carnosa y firme y al comerla nos recuerde más a una seta que a un alga.

Propiedades del alga Cochayuyo

Los beneficios de esta alga para el organismo son muchos y muy interesantes, de ahí que sea considerada un súper-alimento del mar.

Veámoslos:

  • Muy recomendable para alcanzar y mantener un peso equilibrado. Por un lado es rica en fibra por lo que nos aportará sensación de saciedad que nos ayudará a comer menos y por otro, su bajo contenido en grasas.
  • Ayuda en el control de colesterol. Su fibra arrastra parte del colesterol junto con las heces, contribuyendo a reducir sus niveles en sangre.
  • Previene el bocio y el hipotiroidismo gracias a su alto contenido de yodo (490 microgramos/100 gramos). Consulta a tu médico en caso de trastornos tiroideos antes de tomarla.  De todas maneras 1 cucharada de alga rehidratada al día es una cantidad moderadamente aconsejable.
  • Buen efecto depurativo debido a su riqueza en ácido algínico.
  • En épocas de cansancio o agotamiento crónico. Su gran cantidad de minerales, proteínas y oligoelementos ayudan a tonificar y revitalizar nuestro organismo. Así mismo, es una excelente fuente de vitaminas A, B1, B12, C, D, E y ácido fólico. Indicada también para combatir problemas dermatológicos y el acné y para fortalecer pelo, piel y uñas.
  • Aconsejable para la acidez de estómago. Sus mucílagos atrapan los ácidos y ayudan a eliminar su exceso.
  • El cochayuyo y las algas en general sintetizan diversas moléculas durante el proceso de metabolismo de nuestro cuerpo, las que presentan propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, anti cancerígenas y antidiabéticas.
  • Fluidifica mucosidades y ayuda a eliminar tóxicos del hígado. Ademas, ésta y otras algas (según la tradición de la medicina China, que conoce las algas desde hace siglos) también tienen propiedades para estimular y revitalizar los riñones, que según este tipo de medicina, son la reserva de la esencia de la vida.
  • Ayuda a eliminar sustancias muy nocivas para el organismo. Según un estudio de la Universidad McGill (Canadá), quedó demostrado que el ácido algínico y demás alginatos que contienen esta alga, producen un efecto inhibidor de los isótopos radioactivos. Más tarde se demostró que también era efectiva contra los metales pesados.

¿Cómo cocinar el alga cochayuyo?

Si la agregas a un salteado se recomienda remojarla previamente durante unos 15 minutos. Cómo ejemplo puedes consultar estos espaguetis de calabacín con alga cochayuyo.

Espagueti de calabacín con alga cochayuyo

Espagueti de calabacín con alga cochayuyo

También puedes añadirla sin hidratar a un guiso, ten en cuenta que en este caso el alga soltará la sal que lleva acumulada por lo que es mejor que hagas la receta y luego rectifiques de sal si es necesario.

Curiosidades sobre el Cochayuyo

Esta alga, debido a su consistencia se utiliza como chicle entre los nativos que la recolectan.

También es útil para aliviar el dolor durante el periodo de dentición de los bebés ya que esta alga ablanda las encías y permite una mejor salida del diente.

Por un enrevesado tema burocrático puede que encuentres esta alga etiquetada como fertilizante para jardines, pero tranquil@ es perfectamente apta para el consumo humano.

¡Que la disfrutes!

 

Fuente: https://armoniacorporal.es/beneficios-del-alga-cochayuyo-un-superalimento-marino/

Razones por las que deberías incluir el cochayuyo en tu dieta

By | Alimentos

¿Has probado el cochayuyo? Te contamos todas las virtudes de esta la famosa alga parda que habita en la costa de los mares subantárticos, como Chile, Nueva Zelanda y el océano Atlántico.

Actualmente es considerado como un súperalimento gracias a sus nutrientes como el yodo, vitaminas, ácido fólico, calcio y fibra dietética.

Beneficios de incluir el cochayuyo en tu dieta

El cochayuyo es un superalimento que tiene increíbles beneficios, algunos de ellos son:

  • Ayuda a regular niveles de colesterol.
  • Protege el daño hepático.
  • Ayuda a desintoxicar el organismo.
  • Regula niveles de azúcar en sangre.
  • Combate el estreñimiento.
  • Ayuda a controlar el peso.
  • Previene el bocio y el hipotiroidismo.
  • Aporta calcio, fibra y es rica en yodo.

Pero, ¿cómo consumirlo? La recomendación para consumirlo es siempre fresco, al menos una cucharada diaria en preparaciones como ceviche o ensaladas. También puedes incluir en un guiso o como hamburguesa.

¡A perderle el miedo al cochayuyo que hace muy bien!

Cochayuyo 1

Fuente: https://www.fmdos.cl/noticias/razones-incluir-cochayuyo-dieta/

El cochayuyo, la nutritiva pero desprestigiada alga, hoy es un superalimento

By | Alimentos

La más famosa de las algas chilenas comienza a ganar una nueva reputación en las mesas nacionales. Lee el reportaje de revista Viernes.

“¿Por qué no comemos esto hoy?”. Era la hora de almuerzo y Luis Emilio Casanueva (77) llegaba a la casa de su hermano Carlos con una bolsa en la mano. Después de más de veinte años seguidos viviendo en Estados Unidos, con sus cinco hijos ya crecidos e instalados en la Costa Oeste, en diciembre de 2014 volvió a pasar un verano en Chile. No era un viaje normal: en mayo de ese año tuvo que someterse a una compleja cirugía al corazón, con cinco baipás incluidos, por lo que podían ser tanto unas vacaciones como una despedida. El viaje duró todo el verano y se concentró especialmente en Zapallar, en la casa de su hermano, el acomodado balneario que solía visitar cuando niño, al igual que su padre, su abuelo y su bisabuelo. Y un día apareció Luis Emilio con esa bolsa, que la había comprado en un almacén, y la puso sobre la mesa. “¿¡Cochayuyo!?”, le dijeron Carlos y su mujer. “¡No! ¡Eso es pésimo!”. “A mí me ha gustado siempre”, dice ahora Luis Emilio, de voz fuerte y piel bronceada, sentado en la estrecha terraza de la casa que arrienda en Zapallar desde marzo de 2015. Aunque tenía pasaje de vuelta para volver a California, decidió no subirse al avión y quedarse en este pueblo, según él el lugar más lindo del mundo, donde por primera vez probó el cochayuyo. “Me acuerdo cuando chico que en los veranos acá comíamos cochayuyos, chupe de locos, al otro día pastel de papas, después había unas humitas. Era un plato más”, dice, sin entender de dónde surgió el desprestigio en el que desde hace mucho tiempo ha caído esta alga parda que sólo crece en Chile y Nueva Zelanda. Si bien por cientos de años fue parte sustancial de nuestra dieta, en el último siglo se convirtió en un ingrediente descartado por las familias, sinónimo de asco para muchos niños y, como ha dicho la antropóloga Sonia Montecino, asociado a la pobreza y lo indígena. Su hermano, como gran parte de los chilenos de hoy, no quiso saber nada del cochayuyo, pero Mariana González sí. Ella trabajaba cocinando en esa casa y, sin querer, escuchó a Luis Emilio y su interés por el alga. Agarró la bolsa de cochayuyos y al otro día la llevó de vuelta convertida en una porción de estofado, con papas, cebolla, ajo y huevo. Se la trajo casi a escondidas, servida en un pequeño pote plástico. “Esto es para usted”, le dijo Mariana despacito, como si le estuviera entregando una botella de whiskey en tiempos de la Ley seca. “Estaba exquisito”, recuerda Casanueva, cuya casa en Zapallar, que a su vez está instalada en el patio de otra, dentro del sector más antiguo del pueblo, resultó coincidentemente ser vecina de la de Mariana. Comenzaron a verse todos los días y Luis Emilio, obsesionado con los recuerdos que le evocaba el cochayuyo –y asombrado por la escasez de lugares y personas que lo cocinaban–, le empezó a pedir más y más preparaciones. “Hasta que un día yo le dije a la Mariana: ‘¿Sabes qué más? ¿Por qué no hacemos una cosa entretenida? Hagamos unas recetas de cochayuyo, nos juntamos en mi casa, yo compro las cuestiones, tú haces la cocinación, y Raúl Godoy, un amigo que me estaba dando unos talleres de fotografía, hace las fotos”, dice Casanueva. Desde abril de 2015 se juntaron todos los miércoles a las 10:30 de la mañana, siempre elaborando una receta distinta: del estofado pasaron al quiche, del quiche a las empanadas y de ahí a las albóndigas, los panqueques, los tallarines e incluso un paté de cochayuyo. Mariana, que nació y creció en San Francisco de Mostazal, 24 kilómetros al norte de Rancagua, no era una experta en esta alga: su mamá la obligaba a comer porotos con cochayuyo cuando chica, pero después de eso pasaron décadas –trabajando como empleada doméstica en Santiago y luego casándose y viviendo en Zapallar– hasta que, gracias al estofado que preparaba su suegra, lo volvió a probar. “Y dije: si había empanadas de pino, ¿por qué no pueden ser de cochayuyo?”, recuerda Mariana. “Ahí empezamos a tantear. Fue todo en conjunto, ensayando, preguntando. Y resultaba. O lo probábamos y decíamos mejor echémosle esto, o esto otro. Yo no sabía todas las posibilidades que tenía”. Lo que empezó como una excusa para pasar el tiempo y un refugio para comer cochayuyo, se transformó después de siete meses en más de treinta recetas registradas y fotografiadas. Sin quererlo ni buscarlo tenían un libro, El cochayuyo: historias y recetas, que a fines del año pasado se publicó a través de la editorial Ocho Libros. “Me gustó la cosa porque además era un producto underdog, injustamente mal mirado y que a nadie le gustaba. Pero fíjate: de toda la gente que convidamos a comerlo, ninguno lo rechazó y a todos les encantó”dice Luis Emilio.

Fuente: Emol.com – https://www.emol.com/noticias/Tendencias/2017/02/17/845495/El-cochayuyo-la-nutritiva-alga-antes-considerada-comida-de-rotos-hoy-es-un-superalimento.html